Bienvenido a nuestro foro. Por favor identificate o registrate.

    Entrar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
News:
Bienvenidos a METÁFORAS.
Foro inaugurado el 23 de noviembre de 2008.
Ricard. In memoriam, 7 de agosto de 2009.
Páginas: 1 2 [3]
  Imprimir  
Autor Tema: Diciembre 2017  (Leído 6823 veces)
0 Usuarios y 2 Visitantes están viendo este tema.
María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #30 : Diciembre 28, 2017, 08:49:37 »

Irene

EL JARDÍN DE LA BELLEZA:
   Hace mucho tiempo, cuando los aburridos inmortales envidiaban la muerte y los sentimientos humanos, existió un matrimonio humilde, honrado y muy feliz. Hera, furiosa  en esos momentos tras la última infidelidad de Zeus, se encontró con la sabrosa fruta de la felicidad. Decidida a olvidar sus propias miserias, hincó el diente en el corazón de la dulzura, y les dio una criatura hermosa como “La primavera” de Vivaldi, cuyo nombre sería Vanidad.
   Vanidad creció entre los acordes de la belleza y la oscuridad de su nombre. Tanta era su estupidez que llegó a desafiar a  Afrodita. Ésta aún tenía muy presente el principio de “la guerra de Troya”, por ello intentó evitarla. Sin embargo, Vanidad insistía e insistía. Afrodita, cansada y por primera vez humana, decidió mandarla al eterno “Jardín de la Belleza”.
    Vanidad comenzó, risueña y desafiante, el camino. Se veía coronada en el cenit del Olimpo como estela inolvidable de perfección. Tantos eran sus sueños que apenas vislumbró una sencilla verja portadora de una extraña frase: ¡Cuidado, eterno jardín de la belleza! Vanidad, inflada por su propio nombre, la traspasó. Pronto la desilusión detuvo su marcha: en ella abundaban tuertos, jorobados, obesos, tantas y tantas fealdades … Mas, ella, la armonía hecha mujer, volvió a recuperar su compostura y vislumbró su absoluto triunfo. Cuando esperaba radiante su aureola, vio con estupor como los “feos” huían espantados de ella. Sus pensamiento no se agitaron: era normal, tanta beldad les hacía sentirse despreciables. Entonces una coja y risueña niña le susurró al oído:
   -No huyen de tu hermosura, es tu alma lo que les asusta. En este jardín, la verdadera belleza reside en el corazón.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #31 : Enero 01, 2018, 09:32:14 »

Calendo Griego
   
El primer beso

Era encarnado amor, audaz, oculto.
Lucía el éter cóncavo, perfecto.
Hirió la noche el tajo azul y recto
de un cometa, cobrándose el insulto

de la luna prendida a sus cerrojos,
mientras insomne el dios de las doncellas,
negro y umbrío, desterrando estrellas,
me denegaba los ardientes ojos.

Al acercarme a su rubor, su risa
arrancaba la gula lujuriosa,
e hizo harapos la virtud sumisa.

Dulce entierro en la cámara pulposa
de sus labios, y en súplica indecisa
los pétalos carnales de la rosa.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #32 : Enero 01, 2018, 09:33:15 »


ojaldeb

   
Algunos de los textos de mi primera temporada en metáfora


Infusa sociedad de manos puras,
presa en cárceles de afectos, que amas,
con timidez vacía, secreto miedo,
coartadas que acarician sin escrúpulo
otras muertes.

*****

Aunque tus ojos verdes, esmeraldas al acecho
 —a veces — se empañaban de puñales
herrumbre de cadenas
resabios…
 echaré en falta tus bizqueos de ignorante frenesí.

*****

A besos con esa flor
con ese pubis,
como si hubiéramos existido,
como si existiéramos aún.

*****

Sin maquillajes,
enfurecida, la dama gruñe al mar
 Cuánto tamaño. Cuánta tiniebla. Cuánta violencia
para la proa de la gabarra
—torso de pétalo—
y su candil.

*****

Apenas si te alcanzo
me huyes
vuelas de entre mis dedos

Tan rápido.
Tan gris.
Tan triste.
 
viento de alas rotas.

*****

Amanece

Tengo el ánima llena con el polvo de debajo de la cama
 
Yo —como siempre— un café solo y andando
hacia la puerta de la calle
hacia los focos con confeti
 
Mí ánima se tapa los ojos
le tiritan los dientes
me tira de la mano hacia atrás
 
—Vamos— le digo
—que no— me dice
 
Me la echo a la espalda
pesa como un saco lleno de moratones
 
— ¡Buenos días! ¡Buenos días! ¡Qué tal? —
camino la acera regalando sonrisas.


*****

Tolvaneras de notas fantasmales
chocan con las paredes del pasillo
llegan al lado mismo de mi cama
 
Es esa joven; viene por las noches,
se sienta en mi salón sin dar la luz
y se pone a tocar un violonchelo
tatuado justo encima de su pelvis
 
Mis miserias se cambian por pelusas
que de repente vuelan por el aire
 
Yo mientras tanto duermo, iluminado.

*****

Noche vieja en familia

¿Por qué estaba ella allí?
un fantasma
un muerto
—con esa hiel en las venas—
¿para cuándo los huesos?
o mejor…
no ser ni huesos
ni ceniza
ni polvo
¡nada!
—ni venas—
pero no
¡ahora no!
ahora
una
a una
campanada
a campanada
las uvas...de la suerte…
rodeada de risas
de confeti
de miradas de reojo
de…
¡Extraños!
Y el ladrido de sus venas.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #33 : Enero 01, 2018, 09:34:07 »


PURA FANTASÍA

Entorno al  oasis  que linda mi Nilo, 
rezongan  con triste soledad la luna,   
ráfagas de  muerte, tormento y  hambruna;
voy a un  abordaje de amor con sigilo.

Febril, y amarrando con palomas blancas
los juncos que encubren enjambres de hieles,
impongo en mis pechos blandidos en mieles
torundas de golpes, y médulas  francas.

Se me escurren  llantos de   inciensos y  rosas,
sulfuradas caen  por cuitas  ajenas;
son castigos crudos a  injustas condenas,
gloriosos vislumbres  en noches umbrosas.

Canto, cual  susurra Venus alabanzas
que son perdurables convites  austeros,
rompen  en tormentas  nimbos de graneros,
inocuos  desbordan  lagos de  esperanzas.

Impoluta y sutil  huye fantasía
envuelta en  inopias  del fundido ensueño;
burlado con timbre mi anhelante  empeño,       
me sumerge en un mar de melancolía.
 
Carende
25/04/09
En línea

Páginas: 1 2 [3]
  Imprimir  
 
Ir a: