Bienvenido a nuestro foro. Por favor identificate o registrate.

    Entrar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
News:
Bienvenidos a METÁFORAS.
Foro inaugurado el 23 de noviembre de 2008.
Ricard. In memoriam, 7 de agosto de 2009.
Páginas: [1] 2 3
  Imprimir  
Autor Tema: Diciembre 2017  (Leído 7217 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« : Diciembre 21, 2017, 01:42:54 »

Bienvenido el invierno. Felices Pascuas y Próspero Año nuevo.

   
POR MI CAMINO (Dedicado a Diana)

Sinalefa del ¡ay! con la memoria,
desbordada malicia de lebreles,
¿sentís en un rumor de cascabeles
mi constante liturgia laudatoria?

Evoco los efluvios de la gloria
cuando la luz doraba los laureles,
las sonrisas sonámbulas, las crueles
certezas, ilusión de la victoria.

Senderos bifurcados, ¿es mi sino
una fuerza de rosas decaídas?
¿Tal vez de la piedad su flor desnuda?
 

Errática la sombra del destino,
libera de mi ser las florecidas
verdades desterradas por la duda.


II


Desplegadas las velas en mi ruta,
busco sin fe la guía de la suerte,
para  sembrar dondiegos en la muerte
y reprimir las voces de mi gruta.

El tiempo me regala su batuta.
Matizaré mi luz en aguafuerte,
donde se funde la piedad inerte
del corazón sorbiendo la cicuta.

Camino de la paz, oculto cielo,
¿Con qué fusil de rosas se dispara
el gozo de truncar el desconsuelo?

Quisiera demoler antiguos faros,
enfrentarme con bríos a mi clara
derrota sin cuartel, al raso vuelo.

augustus
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #1 : Diciembre 21, 2017, 01:44:14 »



Linfas de nostalgia


En los puentes de la noche
se detuvo mi esperanza
y formaron las estrofas
tristes libélulas ápteras.
No se adornó mi aposento
de nobles plumas de zacua,
ni la luz pudo encender
mis alegrías apáticas.
Conquistaron el espíritu
rojas linfas de nostalgia,
construyeron su santuario
con esencias de mandrágoras
y estoy prendida a cuchillos
afilados con vesania.
Petunias de desazón
adoquinan mi garganta.
Camino por los perfiles
aguzados de las cárcavas
sin miedo a crueles alfanjes
ocultos en las mortajas,
no me turba el maremágnum
de intimidantes palabras
ni de Medusa la égida
con víboras en mi cara.
Ya no importa en este mundo
la obviedad invertebrada
de razones en rescoldos
prisioneras de sus tapias.
Aguardaré a las Hespérides
para gustar sus manzanas,
mientras voy, sutil bradita,
a volar con las tataguas.

Albadiosa
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #2 : Diciembre 21, 2017, 01:45:21 »

NOCHES SIN CADENAS

Suspiros de sirenas,
salivas anhelantes de la aurora
naufragando en la llama trepadora
de noches sin cadenas.

Lágrimas de azucenas
bogando entre susurros de la hora
donde el agua de luz anunciadora
transita por las venas.

Al encuentro de fúlgidas moradas,
por beber en celestes manantiales
y cantar a la luna.

Corazones de escuna,
con sutiles y húmedos cendales
sembrando van de amor las madrugadas.

 María Bote
23 – 10 - 2012
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #3 : Diciembre 21, 2017, 01:46:53 »

Estampa Invernal

Es blando el lecho. Me arropo
en las noches invernales.
Un aroma de heliotropo
tiembla junto a los vitrales.

El frío cubre el cristal
de la cortina cerrada,
los hielos son un puñal
en mente libre, enjaulada.

Los copos enloquecidos
giran al compás del viento
con insomnios imprudentes.

Árboles descoloridos
son la estampa del tormento
en las ventiscas potentes.

Gisela Cueto Lacomba
2 de octubre del 2016
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #4 : Diciembre 21, 2017, 01:48:29 »




EL CRISTO NACERÁ

(Navidad de 2005)

En alveolo fecundo sueñas,
sabio y paciente,
la exégesis bíblica cumplir.

Sonríe en el humilde pesebre,
disfruta del abrazo de tu madre,
regocíjate con el incienso y la mirra.

Serás infinitamente humano,
ornarán tu frente rosas de bronce,
vestirás manto de arcilla.

De olivo será la anunciada cruz,
resistirás del hombre la estocada
y manará dulce sangre de tu herida.

En cáliz lujoso se beberá,
y alborozados "In Nomine Jesus Christus",
otras sangres se derramarán.


MariaValente
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #5 : Diciembre 21, 2017, 01:50:52 »

Irene

BRIZNAS DE LUZ


Si ves oscuridad
busca nubes de abril
donde lavar sus vuelos.


Si ves oscuridad
prende la flor de mayo
encadena tu aurora.


Si ves oscuridad
brinda la luz de junio
ósculo de un camino.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #6 : Diciembre 21, 2017, 01:53:09 »



Adiós con arcángeles y demonios

                                               a Ricard Monforte, maestro.

Son tejidos dolientes las horas del afecto,
inmortales esencias, pesadumbres del alma,
clamores del espíritu manando su dialecto
improntas de infinito, agobios de la calma.

Quisiera ver ahíta la urna del instante,
el caz de sus principios, matices de su ciencia,
las luces del vocablo, el verso desbordante,
como cofre de honra a su invicta indulgencia.

Devuélvenos, Cibeles, los parnasos perdidos,
los bosques, las llanuras, colinas del saber,
en soplos del crepúsculo, los errantes sonidos,
el eco de los pájaros rapsodas del ayer.

Reclamemos de Apolo olímpicas visiones,
las coplas animadas, la perenne canción;
arránquenos —no fluyan sufridas emociones—
el cuchillo sepulto del frágil corazón.

Cuán piadosas las musas emergen desoladas,
inextinguibles voces del sórdido jardín,
los lirios de las cúspides, sus trémulas espadas,
aromas constelados de un nocturno jazmín.

Retornen del destierro los debates profundos,
serenas empatías, horas de plenitud,
arcángeles gimientes y demonios jocundos,
unidos al adiós cantando gratitud.


 por Calendo Griego
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #7 : Diciembre 21, 2017, 01:55:31 »

Noche vieja en familia

¿Por qué estaba ella allí?
un fantasma
un muerto
—con esa hiel en las venas—
¿para cuándo los huesos?
o mejor…
no ser ni huesos
ni ceniza
ni polvo
¡nada!
—ni venas—
pero no
¡ahora no!
ahora
una
a una
campanada
a campanada
las uvas...de la suerte…
rodeada de risas
de confeti
de miradas de reojo
de…
¡Extraños!
Y el ladrido de sus venas.


 Ojaldeb
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #8 : Diciembre 21, 2017, 01:58:05 »


PURA FANTASÍA

Entorno al  oasis  que linda mi Nilo, 
rezongan  con triste soledad la luna,   
ráfagas de  muerte, tormento y  hambruna;
voy a un  abordaje de amor con sigilo.

Febril, y amarrando con palomas blancas
los juncos que encubren enjambres de hieles,
impongo en mis pechos blandidos en mieles
torundas de golpes, y médulas  francas.

Se me escurren  llantos de   inciensos y  rosas,
sulfuradas caen  por cuitas  ajenas;
son castigos crudos a  injustas condenas,
gloriosos vislumbres  en noches umbrosas.

Canto, cual  susurra Venus alabanzas
que son perdurables convites  austeros,
rompen  en tormentas  nimbos de graneros,
inocuos  desbordan  lagos de  esperanzas.

Impoluta y sutil  huye fantasía
envuelta en  inopias  del fundido ensueño;
burlado con timbre mi anhelante  empeño,       
me sumerge en un mar de melancolía.
 
Carende
25/04/09
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #9 : Diciembre 21, 2017, 02:01:52 »

   
Triste Navidad

¡Oh dulce Navidad, triste de ensueño!.
Qué mal te ven en casas del olvido,
del olvido de un Dios, quizás perdido,
dejando un nacimiento sin su dueño.
 
¡Señor!. Hay niños faltos de comida,
no precisan turrón ni exquisiteces,
sino el pan de tu amor y aquellos peces
que ofreciste en la ruta de tu vida.
 
Sin concebir motivo de abandono,
ellos siguen muriendo de la hambruna
y no quieren mirar hacia tu cuna,
lo harían con los ojos del encono.
 
Pobre la Navidad cuando consientes
esta desigualdad en que se canta
por un lado, canción que al hambre espanta,
por otro, villancicos complacientes.
 
No soy nadie, al haberte censurado
me duele si te sientes ofendido,
tú relegaste un mundo que, afligido,
olvida a quien a ellos ha negado.

Nardy
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #10 : Diciembre 21, 2017, 02:07:25 »

AL ÁNGELUS.
 
Al ángelus te elevas, madre mía,
al misterio te fundes con ardor,
ya tu copa consagras al amor,
virtud que tu universo conseguía.
 
Majestuoso equilibrio fue tu guía
a regiones solemnes, diosa y flor
engarzada en los iris de esplendor
al Santo Celo viertes tu alegría.
 
Persigo tu perfil, mujer amante,
te anuncia con amor la gloria pura
escanciada con luz y sal triunfante.
 
 El Edén se recobra en tu hermosura
tus entrañas gestaron ese instante,
mi orgullo, de tu vientre ser criatura.

Rosas.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #11 : Diciembre 21, 2017, 02:09:18 »

ADORACIÓN


Si tu alma a mi ser correspondiera,
al monte Olimpo ascendería, presto,
para robar los tesoros de Hefesto
y verter sus encantos a tu vera.
 
En contra del dragón y la quimera
la espada empuñaría con arresto,
seguro de emerger, airoso, inhiesto,
bañando con mi numen tu pradera.

Atrévete a catar el rojo vino
fermentado con frutos pasionales
nacientes en el pénsil del amor.

Si la miel de tus besos inmortales
me brindaras, te juro, con fervor,
en tus manos pondría mi destino.


Raúl Valdez

06/15/2011
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #12 : Diciembre 21, 2017, 02:20:39 »


Alpha_Centaury

Una de romanos

AVE LUCIO

Siento decirte que no podré devolverte a tu criado, a tus remeros ni tu navío. El desafortunado sirviente, nada más llegar a mi villa, cayó presa de las fiebres y murió. Nada más lejos de mi espíritu que criticar tu gestión de los recursos humanos, tus esclavos son tuyos y me libren los dioses de que se me pueda acusar de entrometido, pero he de decirte, ya que ver estas cosas es mi día a día, que los esclavos procedentes de Iberia, Grecia, Egipto, sur de la Galia e Italia, suelen sufrir esa clase de inconvenientes cuando se les pide un viaje desde sus cálidas tierras a esta zona tan inhóspita y llena de bárbaros. En cuanto a los remeros, sólo decir que se dieron a la fuga, deseosos, supongo, de refocilarse con todas las rubias y pelirrojas que esta hermosa tierra alberga. No son pocas y en consecuencia estimo que se tomarán un tiempo en volver y quizá ni regresen a Roma. Cabe añadir que el navío quedó hecho una pena. Era más útil despiezarlo para hacer leña que obligarle de nuevo a navegar. Confío en que estés de acuerdo con mi decisión. Siempre lo decías en nuestras correrías de antaño “Más útil es, más piadoso y más barato, Tito, criminal ejecutado que patricio en el exilio”. Sólo apliqué tu máxima.

Confío en que trates bien a mi esclavo celta. Él, joven, alto, fuerte y aguerrido, como buen hijo del trueno, tolera estos largos viajes por mar y con mal tiempo sin problemas. Eso sí, requiere un cierto mantenimiento, pues los de su raza devoran como el Dios Saturno. Si decides dejarle catar el vino, que lo pruebe con mesura, o si no te arriesgarás a que te deleite con el más estruendoso repertorio melódico, por llamarle de algún modo, de su tribu natal.

Hazme caso. No es un espectáculo agradable, como tampoco lo es el oponerse a él físicamente. Sólo reconoce mi autoridad.

Doy por hecho que asumirás, mi querido Lucio, los costes del navío en que ha venido mi esclavo, así como los gastos de la tripulación y del susodicho. Como dije anteriormente, mi esclavo tiene un mantenimiento. Permanecerá allí hasta que conozca Roma, pues existen unas gestiones acumuladas por hacer, de naturaleza tan vital que son mortales, y, además, a mi pobre esclavo le apetece expandir sus horizontes, pues debido a sus circunstancias y condición no ha visto mucho mundo.

Supongo que esto no ha de suponer molestia alguna, pues hay constancia testimonial y escrita de que yo debí costear a tus hombres cinco meses (hasta que desaparecieron) mientras aquella terrible epidemia de disentería les diezmaba, ya que se encontraban aislados de su patria y su señor, y yo era el referente romano más cercano que tenían. Como buen amigo tuyo, no te trasladaré la factura de mi físico, pero con mis testigos en la mano puedo asegurar y aseguro que la factura fue cuantiosa.

Quiero expresarte mi más profundo agradecimiento por haber cuidado a mis jilgueros en mi ausencia. Fue un hermoso gesto mantenerlos en tu villa después de haber persuadido al César de enviarme a este destino tan ilustrativo para mi formación militar y política. Agradezco también el enorme despliegue que has hecho para comunicarme que los jilgueros han muerto y que mi enamorada, cansada de esperarme, ha sido prometida a tu hermano en matrimonio. Y bueno, te escribo para decirte que hoy llueve, que cada vez que siento el azote del reuma pienso en ti y que tengo ganas de que me escribas contándome de tu salud.

TU AMIGO TITO
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #13 : Diciembre 21, 2017, 02:21:50 »


   
Cine


No desees convertirme                 
en la escena  errónea,                 
el acento esclavo.
 
Persigo fallar al rozarte,                   
acotas un efímero guión,   
sustituyes  por arte lo absurdo 
de nuestros  brazos  ciñéndose.
   
De pronto, un golpe brusco de claqueta, 
dicen:  la damos  por válida.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #14 : Diciembre 21, 2017, 02:28:43 »

Mamá algún día será mi abuela


   Durante muchos años viví a través de mi mamá, por aquel entonces ella era una niña. Me enseñó a hablar y participé en todos sus juegos.  Un día me di cuenta de que ella ya era una jovencita, y todo cambió para mí.

   Actualmente estoy encerrada en una bolsa de celofán, me siento abandonada. ¿Cómo mamá pudo olvidarse de mí?

   Nací hace treinta y cuatro años, sin embargo sigo siendo muy pequeña. A veces mi abuela Lili me baña con un aerosol. No me gusta y a la vez me pongo contenta, porque se acuerdan de mí y me siguen cuidando; parece que es un remedio, no sé de qué me curan. Mami dice que pueden enfermarme las polillas. Tal vez es contagioso y por eso estoy en el armario.

   A mi manera soy feliz, vivo de los recuerdos, con la esperanza de que mi mami vuelva a por mí. La conocí cuando ella aún no había cumplido un año. Estaba muy enferma, cuando mejoró y salió de su estado de inconsciencia me encontró entre sus brazos. Tuve miedo de que mamá no me quisiera, soy muy fea. Qué alegría tuve cuando me besó intensamente, se produjo un gran encantamiento entre ambas.   Poro, la abuela de mami, me dio vida con trapos, hilos y costuras. Mi piel es de paño verde, sobre ella bordó mis facciones. El cabello rubio es de lana, creo que destejió algo y quedé con rulitos, en consecuencia estoy siempre despeinada. Tengo un vestido cuadrillé celeste y blanco, no se puede sacar, es parte de mi cuerpo. Tengo brazos sin manos y piernas sin pies.

   Me llamo Vivi, mi mami me decía continuamente que era linda. Claro, me veía con ojos de madre, me hizo creer que era bella. Hacíamos comida con sus cacharros, y cuando mami jugaba a ser profesora como la abuela Lili, yo era su mejor alumna, me creía perfecta. Las otras se portaban mal, no estudiaban  y no eran hermosas. Dormía todas las noches con ella, era maravilloso. Todos los días llevaban a mamá a la casa de su abuela Luci para que la cuidara, así la abu Lili podía ir a trabajar. Me llevaba atada con un hilo a su cintura, tenían miedo a perderme y yo ni les cuento, tenía pánico. 

   Puedo contar cada día de la vida de mamá durante su niñez. Muchos años después, ya no volvió a jugar conmigo, me puso sobre su cama y quedé inmóvil, cada vez compartía menos con ella. Pero me seguía cuidando igual, especialmente para que  su perrita Jesi, que era muy traviesa, no me rompiera.

   Un día, después de un largo tiempo de estar descansando sobre su cama, me guardó en el armario para protegerme mejor, eso me dijo. Hoy sigo ahí y vivo de los recuerdos.

   Me enteré de que su papá se fue al cielo, cuando mami tenía veinticinco años, era un abuelo muy bueno, también me cuidaba mucho. Un día le di un disgusto enorme, me quedé escondida  en la casa de la amiga de mami. Fue la única vez que  dormí sin ella y en otra casa, como dicen los niños, ¡me lloré todo! Los abuelos me buscaron hasta el cansancio, yo estaba tan desesperada como ellos. Mientras tanto, la abuela Poro trabajó durante toda la noche, hizo otra igual, pero mamá se dio cuenta al instante de que no era yo, hasta le puso otro nombre. Me encontraron al día siguiente y regresé a casa; la otra, la intrusa, estaba sobre la mesa, la odié al instante, tenía celos. Cuando mamá me vio,  lloró conmigo de alegría, la otra no era nadie. Yo seguía siendo su única hija.

   El paso del tiempo gastó mi piel,  tengo remiendos en la cara, la abuela Poro me curó. Hoy sigo dentro del armario, en la bolsa de celofán. Mamá a veces me acaricia, me transmite el amor de siempre, pero no juega. Siempre sueño que ella tenga una hija de verdad y que esa niñita me adopte.

   Me enteré que mami va a tener un hijo. Tal vez con el tiempo, Lucas tenga una hermanita y  mamá será mi abuela, volveré a vivir.


Liliana Valido

En línea

Páginas: [1] 2 3
  Imprimir  
 
Ir a: