Bienvenido a nuestro foro. Por favor identificate o registrate.

    Entrar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
News:
Bienvenidos a METÁFORAS.
Foro inaugurado el 23 de noviembre de 2008.
Ricard. In memoriam, 7 de agosto de 2009.
Páginas: [1] 2 3
  Imprimir  
Autor Tema: Julio 2017  (Leído 7189 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« : Julio 05, 2017, 06:28:33 »



ojaldeb

Tanka

en el crepúsculo
muchedumbre de estrellas
fanal de sombras
ladrándome con rabia
desde los diccionarios
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #1 : Julio 05, 2017, 06:29:22 »


El gesto impasible
de una mujer, la mujer  de enfrente.
Sin  ni siquiera mirarme
me contó cuanto le pasaba

ROSTROS QUE HABLAN


Desconozco a la  mujer,
sombra del dolor tallada.
En su gesto enmudecido
surge una furtiva lágrima,
lame  el humo de la hoguera
furiosa  bajo  su entraña,
negro era el vapor, negro,
como el luto que llevaba.

  Su  amargura se difunde,
 gime  el viento enajenado.
 Le despojan de  su amor,
  sangre fría,  desamparo. 
 Se me estremece la piel,
mis ojos huyen en llanto
al arroparla su hijo,
con  emocionante abrazo.

Los vacíos enmudecen
 esbozándose en el rostro,
  en la noche viste el lecho,
inventa aromas y arrojos.
 Se le duerme el nombre instado
en un eco de su soplo.
Sueña:  su talle ceñido
por quien la aguarda en reposo.


Carende
09/07/10

En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #2 : Julio 05, 2017, 06:30:27 »

   
Quinteto

Ojos pulcros, portales de alegrías,
boca de brisa, brescas de dulzura
me contaron, mi bien, que me querías,
y abrigo obtuve en la sutil ternura
etéreo cendal con que dormías.

Nardy
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #3 : Julio 05, 2017, 06:31:35 »

POR TAN DULCE AMOR SUSPIRO.
 
Por tan dulce amor suspiro,
en tu celo me consumo,
mi fragancia va en el humo,
gema, rayo en su zafiro.
 
En el latir de las albas
explosionan tus colores,
la linda faz de las flores
bendice los rezos malvas.
 
Y yo acudo a tu presencia
a empaparme de tu aliento,
aturdida te presiento
en el mar de mi conciencia.
 
A tu luz nacen mis versos,
de tus plantas olorosas
surgen virginales rosas
hacia ti sus tallos tersos.
 
Se murió la sombra fría
por el cerro y con presteza,
me libro de su fiereza
y vuelve al fin mi alegría.
 
Las sutiles golondrinas,
sus alas, rico tesoro,
peinan al sol con decoro
entre nubes diamantinas.

MªAntonia
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #4 : Julio 05, 2017, 06:32:32 »

BOHEMIO, TRISTE ILUSIONISTA
 
 
 Cansado de soñar con ser artista,
tripulante de un mundo de problemas,
llora el bohemio, triste ilusionista.
 
Convertido en absurdo conformista,
carga en hombros la cruz de sus dilemas,
cansado de soñar con ser artista.
 
Exangües, las quimeras en su lista
confúndense en la noche, obscuras gemas:
llora el bohemio, triste ilusionista.
 
En su drama no es protagonista,
vive en un mundo sin virtud ni esquemas,
cansado de soñar con ser artista.
 
Cronos, su desalmado antagonista,
le quitó sus canciones y poemas.
Llora el bohemio, triste ilusionista.
 
Por azares del sino; cruel bromista,
implacable inventor de teoremas;
cansado de soñar con ser artista,
llora el bohemio, triste ilusionista.
 

©®By Raúl Valdez
05/13/2006
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #5 : Julio 05, 2017, 06:33:39 »

Alpha_Centaury
   
Ladrón de exhalaciones

La vieja partitura, fiel mortaja,
crisol de inarmonías discordantes,
se prende, sin obstáculos inanes,
en el cieno febril del melodrama.

Mi suerte juguetea con las algas
moradoras en lechos despreciables;
desabrigo de luces o señales,
un justo colofón de mascaradas.

Tu espíritu clausura corredores,
mal recuerdo bulímico, me agota;
astuto, cruel, ladrón de exhalaciones.

Porvenires quebrados de las rosas
impregnan, siempre, sábanas que roes
al desatar tu lastre hacia la gloria.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #6 : Julio 05, 2017, 06:34:45 »


Erial
   
La calle del Cabrito

Pequeña , soy mínima, muda, casi invisible. No tengo recuerdos de mi vida anterior, no sé quién fui. En mi cabeza sólo habitan sus voces retumbando como en un eco interminable.
Todo era culpa mía, mi forma de ser, mi modo de vestir, mis palabras inadecuadas. A pesar del paso del tiempo no supe corregirme . Por todo ello, me encuentro en esta situación, sin salida, sin escape. Donde quiera que esté, él estará presente.

“ Podemos ayudarte”. Sus palabras no eran  diferentes a tantas otras.
Levanté la cabeza, en sus ojos  se veía algo más, una luz que sí parecía tener salida.  Alivio, eso sentí, sus pupilas mecían las mías. Aunque mi primera respuesta fue “no, dejadme en paz”.
Con cierta reserva, acepté  a tener un nuevo encuentro donde expondrían su modo de trabajar.

Acudí a la cita asustada, sin la certeza de para qué, ni con quién estaba citada, si era hombre o mujer, o ambos. Sólo sabía que su mirada sí era sincera, que creían en lo que decían, y su mensaje “ Podemos ayudarte” era real.
A día de hoy, no consigo recordar todas sus explicaciones, qué palabras usaron;  poco a poco me convencieron, de lo único que estoy segura es de la sensación. Me estaban regalando la libertad.  Sí, decidí tomarla, de cualquier modo apostaría por ella.

Tuvo que pasar mucho tiempo, yo era una mala alumna y me costó bastante aprender; las prácticas de interpretación parecían salir perfectas en los ensayos, después, llevadas a la práctica dejaban mucho que desear. En lo que sí tuve cierto triunfo fue en el manejo de los narcóticos y, extrañamente, tenía una puntería infalible.  Muy despacio, iba adquiriendo otras habilidades, el mejor resultado de todos fue que él me creía por completo aniquilada.

Según ellos, mis libertadores, ya estaba preparada para finalizar la tarea, y así lo creí.
Quise ser benevolente, piadosa, esperé que fuera un domingo,  él estaba más guapo que nunca. Salió de casa como siempre, dando un portazo después de llamarme “gorda de mierda”, yo saqué el bolso que ya tenía preparado en el armario, me quité la bata, y me calcé los mismos zapatos que llevaba la última vez al ingresar en el hospital, allí me llevaron rota, y ellos me compondrían para siempre. Dejé el televisor  en marcha, la luz del comedor encendida, y la olla expres silbando.  Con todo sigilo junté la puerta, bajando despacito las escaleras, en poco menos de veinte minutos estaría en el lugar escogido.


La calle estaba muy concurrida, bares, pubs y  sombríos garitos  inundaban el barrio, fácilmente lo distinguí entre los demás, esperé, no tardó en salir, subía  por la calle hasta llegar a un  callejón: calle del Cabrito,  como siempre, estaba a oscuras; era el sitio idóneo, y allí  de un certero disparo, lo abatí, cayó a plomo, su pobre cabecita no resistió el impacto.  Respiré, en muy poco tiempo estaba en casa,  cerré despacio la puerta, y la volví a abrir escandalosamente, a la vez que pulsaba el timbre de mi vecina,
Un poco de sal, eso fue lo que me llevó a llamar a su puerta, ella muy amable me la dio,  a la vez que me decía, “no te preocupes, la sal no se devuelve”; muchas gracias, de ningún modo podría devolverte el favor.

En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #7 : Julio 07, 2017, 11:06:12 »

Sedienta  de sosiego

Sedienta de sosiego,
lo busco en el abismo
de las dudas. Sus velos

habitan mi memoria.
Los fantasmas regresan
del pasado y convocan

horizontes opuestos.
Anidan torbellinos
en la mente del tiempo.

Liliana Valido
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #8 : Julio 07, 2017, 11:08:11 »


Dage


LA CONVERSACIÓN


Se dijeron alabanzas que, por decoro, no repetiré. El árabe pronunció su nombre sin omitir detalle, el chino mesuró su linaje acompañando a cada ancestro con espléndidas metáforas. Durante aquella conversación, que tuvo lugar en el desierto, nacieron y murieron oasis y civilizaciones.
   Al fin de los días, el chino degolló al árabe y abandonó el desierto.


   -¡Espléndido! –exclamé, aplaudiendo al narrador.
   Bioy Casares sonreía recostado en su silla.
   -¿No has aprendido nada? –preguntó Borges. Quizá había un deje de sorna en su voz, imperceptible para mí a causa de su acento argentino, pues me era extraño.
   Les miré confundido. Aún hoy me trastorna la dualidad de aquella sola palabra, la misma que subyace en las caras borrosas de mi recuerdo.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #9 : Julio 07, 2017, 11:09:25 »

El no Poeta

Pertinaz e infame hado
yo resisto tu señuelo,
¡arruina ya  mi desvelo!
Ojos en surco tostado.

Sintiéndome ruin bagazo
confina mi juicio al diestro,
si no conozco maestro,
de sabias letras ni trazo.

Como navío varado
soles conté con recelo,
cogí la pluma del suelo
en tregua con el tarado.

Arrogante, afloja el mazo,
raspa mi rostro siniestro,
tan rico convite vuestro
naciente de un novel lazo.

El guardián sutil y osado
me mostró radiante al cielo,
mira al frente con anhelo,
concluirás  roto y cansado.

Frunció la tinta un abrazo
esclava de lo que muestro,
terminé con mi secuestro;
oda libre en mi regazo.
Mac de la Torre
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #10 : Julio 09, 2017, 06:24:44 »


altabix


   
Angela

Ella se acercó a él, puso su mano derecha sobre la mejilla de Víctor,  le miraba feliz.
-Sin tus labios, regaliz tontorrón- dijo-no habría disfrutado este mal día-.
Ella amaba a otro, pero deseaba los brazos de Víctor.
Al atardecer, toda la esmerada educación que Angela había recibido, quedaba aletargada por los impulsos de su deseo. Todos los miércoles, buscaba cualquier excusa para salir unos minutos antes del trabajo. Sus compañeros intuían el objeto de sus escapadas, apenas algún comentario irónico al día siguiente.
-Deja de mirarme- le dijo ella -nunca me mires después;  te lo he dicho tantas veces ya...-
-...Que debería recordarlo, lo sé- le contestó él.
Le miraba conteniendo un golpe de ira, que hubiera estropeado quizá su furtiva relación.
-Así es- le recordó.
-Los dos sabemos- dijo él -lo que hacemos aquí, vienes y tomas lo que precisas y te quieres ir... como si nada hubieras hecho; no curo la mala consciencia-.
El silencio de Ángela, mientras acababa de peinarse, indiferente ante el espejo, que le mostraba su rostro en aquel cuarto de baño; un rostro satisfecho a la vez que molesto.
-No quiero discutir contigo- fue lo único que respondió,  conectó su teléfono móvil y lo introdujo en su bolso; salió a la calle sola, despacio.
Las ciudades,  son laboratorios en donde los demonios experimentan,  las calles ríos de caras que no deseas mirar.
Y él la abrazaba como ningún otro podría hacerlo; ella le deseaba y no quería perderle, no podría explicar sin embargo, la desazón  que le provocaba, entregarse así,  a la naturaleza más animal de sí misma.
Volvía a casa; como todos los miércoles, algo más tarde de lo habitual con su sonrisa y su personalidad adusta y centrada.
-¡Ricardo!- llamó nada más entrar.
-Estoy en la cocina- la voz de Ricardo guió sus pasos y fue hasta la cocina; le abrazó.
-Te quiero- le dijo.
Él se sintió feliz y amado, la abrazó y le dijo cuanto le amaba él también.
Ella le miraba; le miraba a los ojos y él no veía en los de ella  nada extraño, salvo a una mujer que decía amarle.
-Si supieras- pensaba ella,  mientras su sonrisa acariciaba la mirada de Ricardo. -si lo supieras....
Ricardo volvió al asunto que le ocupaba,  ella le observaba; desde hacía días que quería contarle lo que ocultaba, pero el miedo, la pereza, el acomodamiento y el interés lo impedían.
Al cabo de unos minutos,  Angela abandonó la habitación,  estaba ansiosa y meditabunda.  ¿Serviría de algo confesar su infidelidad, cuando jamás abandonaría a Ricardo a cambio de un semental?.
Convencida de que Ricardo no entendería nada,  que no podría entender que ella, le amara hasta sufrir. Cada noche de miércoles agonizaba bajo el techo de su casa, cubierta por las mantas y delante del espejo.
-¿Te preocupa algo?- Ricardo la observaba y se acercó a ella.
-No, el trabajo.
-Entonces déjalo para mañana.
-Sí- sonrió Angela -mañana quizá será mejor.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #11 : Julio 09, 2017, 06:25:25 »

Para el e-book de Chamuyeros 2010.

Baila con la tierra.
El compás del aire cubre su interés.
Por viso, la brisa
adorna la ruta con halos sinuosos.
Color puro, ágil.

Corrientes felices. Riachuelos vivaces.
Quejumbre en la boca, penosos plañidos.
Carámbanos dóciles.
Oscilan susurros
en las centenarias rejas del balcón .

Y parte el otoño. Circulan, en paz,
las nieves, los lagos de niebla y de luz.
Engullen la fobia y crepitan ascuas
por el surco horrible del abismo fútil.

El viento la acuna.
Le ciñe, sutil,
el cinto, tan fuerte, su ansia, tan débil.
Gira, trota y rompe en tenaz empuje
el talle del prado
fiel, redondo, inmóvil.


Danza, luz inútil, horno de la mente
de un ser que restringe
la vida, el espíritu.
En un rayo fósil, situó el humus,
volcanes de piedras, torpes sirimiris,
turbas misteriosas.
Paraísos ciegos.


La música extraña,
sigilo inmortal.

Corregido en el foro Metáforas de Diana Gioia.
(c) María Teresa Aláez García. Mayte Aláez. Mtiag.Pernelle.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #12 : Julio 10, 2017, 02:36:34 »


Candela Martí

   


NIÑOS SOLDADOS
(Versos breves)


Países
aislados
con niños
soldados.

Mil tribus
sin techo;
martirio
y acecho.

Los hombres
sin tierras
se matan
en guerras.

Agobia
la hambruna.
Limosna
ninguna.

El mundo
sin vida,
por causa
suicida.

Mas, sólo
valientes
construyen
los puentes.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #13 : Julio 10, 2017, 02:37:58 »


   
SALDO FINAL

Deshabitada, como el desliz breve
del saldo final
de una ilusión sin compromiso,
en ese recodo me siento
estando lejos de tu geografía.

 (Freya)
1º de Abril 2012.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #14 : Julio 12, 2017, 09:05:58 »


Orlando
   
Revelación

Miró hacia atrás y dijo:
-¡Ah, caray! ¡Tengo alas!
En línea

Páginas: [1] 2 3
  Imprimir  
 
Ir a: