Bienvenido a nuestro foro. Por favor identificate o registrate.

    Entrar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
News:
Bienvenidos a METÁFORAS.
Foro inaugurado el 23 de noviembre de 2008.
Ricard. In memoriam, 7 de agosto de 2009.
Páginas: [1] 2 3
  Imprimir  
Autor Tema: Enero 2017  (Leído 9641 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« : Enero 03, 2017, 04:33:52 »

¡Feliz año nuevo a todos!

En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #1 : Enero 03, 2017, 04:39:38 »

La voz de la vida

Llanto primero.
Voz de la vida,
dueña del tiempo,

del mundo. Libres
alas, acunan
fuertes raíces

de puros sueños.
Niñez, espiga
del universo.
   
Liliana Valido
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #2 : Enero 03, 2017, 05:12:37 »

NUEVO AÑO

Hoy estreno tu abrigo:
quitaré de tu esencia las espinas
y de tu mar, tu cielo, tus esquinas,
en las albas de azul, sin enemigo.
En tu joven umbral, de mí testigo,
ante mis esperanzas te amotinas,
mas expongo mi ofrenda en tus vitrinas
y redimes con luces mi castigo.

Eres tú, nuevo año interrogante,
la fe que se derrama
por la orilla febril de los torrentes
mientras nacen preguntas en mis labios;
borraré los agravios
sobre tu devenir en mis corrientes.

María Bote
2 – 1 - 2015
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #3 : Enero 08, 2017, 06:26:12 »

Infiel

Encubierto en la cruz de mis pesares
agoniza un rosario por tu ausencia;         
cruel blasón en tu crápula indecencia
al mudar certidumbre por azares.

Buscando conocer todos los mares,
te enrolas en bajeles de insolencia
sucumbiendo, en tu afán e inexperiencia,
ante hoscos bajíos insulares.             

Sojuzgas la virtud de las mujeres
basándote en tu sórdida ignominia,
barniz de tus impúdicos placeres.

Baldón de estupidez y misoginia,
confundes la moral  de Baco y Ceres
cubriendo tu taimada poliginia.

Rosa (20/10/2011)
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #4 : Enero 08, 2017, 07:13:34 »

Lady Ágata
   
Sin temor

No me da miedo la nada
ni el impávido gentío,
el tumulto abrumador
de ese tropel cansino,
yermo, azul, enajenante,
del mundanal egoísmo;
ni los ampulosos dogmas:
vanos estereotipos,
necios manipuladores,
sucios embustes baldíos.

No me asustan las fronteras,
los quilómetros de abismos
entre los que se marchitan
los octubres ya perdidos,
las ilusiones sin fruto,
los sueños antojadizos
de tantos amaneceres
por los que ahogo un suspiro,
sin que el futuro me abrume
porque no estarán conmigo.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #5 : Enero 08, 2017, 07:26:23 »

Orlando

Décima a tu hermosura


En la indómita proeza
por domar lo inexpresable,
encuentro que lo inefable
se dice con sutileza:
algo tiene tu belleza,
un no sé qué me produce,
mi voz se quiebra y balbuce
al encontrar tus vaivenes.
Dicha la tuya, pues tienes
un no sé qué, que seduce.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #6 : Enero 08, 2017, 07:27:21 »

FLORES

Flores e intensos verdes circundaban tu mano.
Turba mi umbral tu perfil adjetivo
y en la caricia se trenza mi sombra
en tus ojos, vistiendo los segundos
con un tabardo de amor vehemente.


(Freya)
15 de Febrero, 2012
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #7 : Enero 08, 2017, 07:28:38 »


LA ESPERANZA


Recala cual suave canto
o como brisa viajera,
al llegar colma la espera
y el penoso desencanto.       
Evapora todo el llanto
al revestirnos con sueños           
gloriosos y con empeños
engalanados de magia.
Su existencia nos presagia
dulces instantes risueños.


Esta suerte y su favor
nos otorgan la confianza;
con muy poco nos alcanza
para luchar con valor.
Se intuye, incluso, el temblor
de la frágil mariposa
al descubrir a la rosa,
libando de su belleza.
Es germen de gran riqueza
la esperanza esplendorosa.


Si esta virtud nos viste,
notamos que el corazón
se provee de pasión
y su hechizo nos asiste.
La vida no es ya triste
como en el tiempo pasado,
queda el mundo perdonado
si nos retorna el amor.
La alegría es mayor
si se vive esperanzado.

Candela Martí
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #8 : Enero 08, 2017, 07:30:03 »

Poema, corregido en Metáforas, para el blog ·"Poemas para Japón". El fin de este blog es conseguir recopilar poemas para enviar a Japón y ayudar a su rehabilitación como se hizo con Haití en su momento, siguiendo una idea de Carmen de la Torre, (Carende)

http://poemasparajapon.blogspot.com/


Japón
tus cuatro surcos en el agua
entre el Pacífico
limitan
las épocas
próximas a los bordes
del incipiente espíritu solar.
Alfiler de mil cruces
en las lindes del fuego.
La luz quiere tu aire.
El tsunami, celoso,
te inunda.


Corregido en el foro Metáforas de Diana Gioia.
(c) María Teresa Aláez García. Mayte Aláez. Mtiag.Pernelle.
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #9 : Enero 08, 2017, 07:31:56 »

    
Angela

Ella se acercó a él, puso su mano derecha sobre la mejilla de Víctor,  le miraba feliz.
-Sin tus labios, regaliz tontorrón- dijo-no habría disfrutado este mal día-.
Ella amaba a otro, pero deseaba los brazos de Víctor.
Al atardecer, toda la esmerada educación que Angela había recibido, quedaba aletargada por los impulsos de su deseo. Todos los miércoles, buscaba cualquier excusa para salir unos minutos antes del trabajo. Sus compañeros intuían el objeto de sus escapadas, apenas algún comentario irónico al día siguiente.
-Deja de mirarme- le dijo ella -nunca me mires después;  te lo he dicho tantas veces ya...-
-...Que debería recordarlo, lo sé- le contestó él.
Le miraba conteniendo un golpe de ira, que hubiera estropeado quizá su furtiva relación.
-Así es- le recordó.
-Los dos sabemos- dijo él -lo que hacemos aquí, vienes y tomas lo que precisas y te quieres ir... como si nada hubieras hecho; no curo la mala consciencia-.
El silencio de Ángela, mientras acababa de peinarse, indiferente ante el espejo, que le mostraba su rostro en aquel cuarto de baño; un rostro satisfecho a la vez que molesto.
-No quiero discutir contigo- fue lo único que respondió,  conectó su teléfono móvil y lo introdujo en su bolso; salió a la calle sola, despacio.
Las ciudades,  son laboratorios en donde los demonios experimentan,  las calles ríos de caras que no deseas mirar.
Y él la abrazaba como ningún otro podría hacerlo; ella le deseaba y no quería perderle, no podría explicar sin embargo, la desazón  que le provocaba, entregarse así,  a la naturaleza más animal de sí misma.
Volvía a casa; como todos los miércoles, algo más tarde de lo habitual con su sonrisa y su personalidad adusta y centrada.
-¡Ricardo!- llamó nada más entrar.
-Estoy en la cocina- la voz de Ricardo guió sus pasos y fue hasta la cocina; le abrazó.
-Te quiero- le dijo.
Él se sintió feliz y amado, la abrazó y le dijo cuanto le amaba él también.
Ella le miraba; le miraba a los ojos y él no veía en los de ella  nada extraño, salvo a una mujer que decía amarle.
-Si supieras- pensaba ella,  mientras su sonrisa acariciaba la mirada de Ricardo. -si lo supieras....
Ricardo volvió al asunto que le ocupaba,  ella le observaba; desde hacía días que quería contarle lo que ocultaba, pero el miedo, la pereza, el acomodamiento y el interés lo impedían.
Al cabo de unos minutos,  Angela abandonó la habitación,  estaba ansiosa y meditabunda.  ¿Serviría de algo confesar su infidelidad, cuando jamás abandonaría a Ricardo a cambio de un semental?.
Convencida de que Ricardo no entendería nada,  que no podría entender que ella, le amara hasta sufrir. Cada noche de miércoles agonizaba bajo el techo de su casa, cubierta por las mantas y delante del espejo.
-¿Te preocupa algo?- Ricardo la observaba y se acercó a ella.
-No, el trabajo.
-Entonces déjalo para mañana.
-Sí- sonrió Angela -mañana quizá será mejor.
Altabix
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #10 : Enero 10, 2017, 09:13:05 »

El no Poeta

Pertinaz e infame hado
yo resisto tu señuelo,
¡arruina ya  mi desvelo!
Ojos en surco tostado.

Sintiéndome ruin bagazo
confina mi juicio al diestro,
si no conozco maestro,
de sabias letras ni trazo.

Como navío varado
soles conté con recelo,
cogí la pluma del suelo
en tregua con el tarado.

Arrogante, afloja el mazo,
raspa mi rostro siniestro,
tan rico convite vuestro
naciente de un novel lazo.

El guardián sutil y osado
me mostró radiante al cielo,
mira al frente con anhelo,
concluirás  roto y cansado.

Frunció la tinta un abrazo
esclava de lo que muestro,
terminé con mi secuestro;
oda libre en mi regazo.

Mac de la Torre
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #11 : Enero 10, 2017, 09:15:05 »

RODAR


Dime ahora, dios sin nombre,                                     
qué azarosa cumbre espera mi cansancio                     
y mi aliento.                                                               
Dime si he de morir, ¿cuántas veces?,                           
en desidias y en vacíos.                                               
Nada quiero y no me importa;                                     
sigo siendo roja piedra del camino,                               
fatigadas sus aristas                                                   
al rodar                                                                     
sin mesura cuesta abajo.                                             
Pasan rápidos los bosques, las aldeas,                         
siempre envueltos en la prisa,                                     
pues es propia del camino.                                           
En mi amarga rapidez                                                 
me retraigo y nunca acierto                                   
a mirar                                                                     
cumbres aún más distantes y elevadas.                     
Ni las veo ni me importan;                                           
sólo soy un mal pedrusco arrastrado                           
por pendientes abismales.                                           
Mis innúmeras facetas                                                 
se esculpen y se achaflanan, pues pretenden               
pulirse en geometrías similares                                     
a la esfera.                                                               


Y eternamente rodar                                                   
por las cuestas, por los cauces                                   
de los ríos que en mi vida                                           
-los milenios no me importan-                                             
he logrado cuanto menos vislumbrar.

Dage
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #12 : Enero 10, 2017, 09:16:15 »

En secreto

Soledad, en secreto
capturas las palabras
en llantos de silencio,
al abrigo del alma.

Entreabres la puerta
a profundas heridas.
Confidente, candela
de las voces cautivas.

Oprimes los deseos
bañados de nostalgia.
Sumisos sentimientos
mendigan la esperanza.

Liliana Valido
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #13 : Enero 12, 2017, 02:45:55 »

    
El reto de vivir (abecedario)

De mi silencio altivo soy cronista,
augur y nigromante solitario,
un envolvente infolio elucidario
para glosar el caos ateísta.

Dibujaré mi credo absolutista.
Estimo de la vida el silabario.
A de amar, con la fe de un presidiario,
el firme resurgir idealista.

B de sentirme brote sin destino,
aliento, chispa  azul, una bengala
orlando los acordes del exceso.

La C, corriente fresca, un diamantino
preludio desafiante, la antesala
furtiva del amor y el embeleso.

Augustus
En línea

María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« Respuesta #14 : Enero 12, 2017, 03:14:15 »

QUE SEA EL VERSO TU ESPADA
 
Haz del poema tu espada
para exaltar la belleza
dejando el alma dorada.
 
Una vez desenvainada
que refleje la pureza.
Haz del poema tu espada.
 
Construye en él tu morada
y en él tus anhelos reza
dejando el alma dorada.
 
Es el verso la alborada
de toda naturaleza,
haz del poema tu espada.
 
La emoción mustia y callada
busca en la pluma nobleza
dejando el alma dorada.
 
Tala con él la maleza,
haz del poema tu espada
reluciente de grandeza
dejando el alma dorada.
________________________

Albadiosa
« Última modificación: Enero 15, 2017, 04:40:36 por María Teresa Inés Aláez García » En línea

Páginas: [1] 2 3
  Imprimir  
 
Ir a: