Bienvenido a nuestro foro. Por favor identificate o registrate.

    Entrar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
News:
Bienvenidos a METÁFORAS.
Foro inaugurado el 23 de noviembre de 2008.
Ricard. In memoriam, 7 de agosto de 2009.
Páginas: [1]
  Imprimir  
Autor Tema: Enero 2014  (Leído 1370 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
María Teresa Inés Aláez García
Metafóric@
*****
Mensajes: 4130



WWW
« : Febrero 03, 2014, 12:19:59 »

No quiero un enero frío y cubierto por la losa de la crisis. Enero puede ser de color verdoso y azul. En el Levante mediterráneo, con motivo de la fiesta de San Antón y, sobre todo, en la costa sureste, las "vinagretas" -así llamamos a la flor del trébol, de tocado amarillo y traje verdoso, apostura fina y elegante en su danza con la brisa- acompañan al caminante en su ruta hacia la ermita del santo. Esos tréboles que, en noviembre, alfombran los campos de secano o los que se encuentran en barbecho descansando hasta el momento de recibir la semilla del año próximo.

Es posible un mes desencantado por la resaca de las fiestas y que recibirá miles de promesas que serán olvidadas en la mente de los hombres a los quince días de haberlas formulado. Pero no, no en sus intenciones. Existieron esos instantes en los que hubo una subida de adrenalina que impulsó a las personas a someterse a un tipo de norma o de reto para cumplir. Ah... mas olvidaron todos lo que tenían detrás: el trabajo o su búsqueda, la familia o su propio cuidado, el contacto con las amistades...

Permitir que una lápida impuesta por quienes usan los recursos de la corrupción para enriquecerse, aquellos que comercian con expectativas y venden falsas esperanzas a cambio de unos céntimos para la comida, la luz o el agua de los ciudadanos a quienes consideran "daños colaterales" es nocivo y no lo apoyo desde mi corazón.

Quiero un mes que traiga una era de asertividad y empatía a tiempo completo donde la envidia no pueda acomodarse so pena que sea una espinita en el tallo de una rosa, sana y creativa, para ayudar a quien la posea a mejorar. Que entre un año sin mentiras, con la cara al viento y las manos llenas de acciones para humanizar a los robots en los que, paulatinamente, se van convirtiendo los seres humanos. Volver a encontrarme rostros felices de niños y ancianos que se sientan seguros aunque su futuro sólo sea de un día para otro.

Desearía que la gente tuviera ganas de levantarse de la cama porque puede amar a los suyos sin miedo ni vergüenza, con dignidad, sin inventar historias para engañar al hambre y al miedo. Anhelo que todo cambie a mejor y que la humanidad tome conciencia de su situación para cambiarse y mejorar las cosas.

Júpiter apareció en el cielo, a vista de todos, para animar a la Luna y decirle que no pasaba nada, que todo iba a ir bien. Ojalá sea cierto. Así enero será radiante y terminará en paz abriendo paso a un febrero carnavalesco y feliz, con un amor duplicado en su día y un refuerzo en sus pronósticos de mejoras.
« Última modificación: Abril 19, 2014, 12:43:59 por María Teresa Inés Aláez García » En línea

Páginas: [1]
  Imprimir  
 
Ir a: