Bienvenido a nuestro foro. Por favor identificate o registrate.

    Entrar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
News:
Bienvenidos a METÁFORAS.
Foro inaugurado el 23 de noviembre de 2008.
Ricard. In memoriam, 7 de agosto de 2009.
Páginas: [1]
  Imprimir  
Autor Tema: COCO Y LA MARIPOSA DE CRISTAL  (Leído 2425 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
carende
Colaboración literaria
Metafóric@
*****
Mensajes: 1963


« : Agosto 31, 2010, 03:05:31 »


Dedicado a
 mi nieto , Adrián
de dos añitos

COCO Y LA MARIPOSILLA DE  CRISTAL


Era un día de mucho sol.   Las mariposas  jugaban  en el campo, iban saltando de florecilla en florecilla,  estaban tan felices, tan felices  que sus risas llegaban hasta el río que había detrás de una casita azul.

Una mariposilla se fue sola hasta el río, pues allí le gustaba dormir entre una gran hoja  de color verde, mientras  escuchaba  el ruido que hacía el agua,  pues ese ruidito le parecía una bella melodía.
Cuando iba a cerrar las alitas y los ojitos para hacer nonón, llegó a sus oídos un sonido extraño, parecían llantos, pues alguien estaba llorando mucho, pero no sabía quién era, no veía a nadie.
- Ay, ay,  ¿quién llora tanto?  - dijo la mariposilla de alas de cristal brillante, muy brillante.

Abrió los ojos y las alas muuuucho  y buscó y buscó para ver quién estaba tan triste, y  también   por si podía ayudarle .
 Allí,  en la orillita del río, estaba el cocodrilo  que tanto y tanto lloraba.
Cristal, que así se llamaba la mariposilla, se puso sobre la nariz de cocodrilo y le dijo:
-No llore, señor cocodrilo, no llore.  ¿Puede decirme qué le hace sentirse tan triste? ¿Qué le ocurre?,¿tiene  pupa?

El  señor cocodrilo dejó de llorar para hablar y que la mariposilla linda pudiera entenderle.
 - Se me ha roto la colita y no podré cruzar para irme a mi casa y mis papás estarán preocupados.
La mariposa era una mariposa mágica y le dijo que le iba a ayudar; aunque el cocodrilo  no se lo creía porque era muy pequeñita y porque él no sabía que era una mariposa mágica.
- Pero, ¿cómo se llama,   señor cocodrilo -preguntó  Cristal.
- Coco, Coco, me llamo.
- Pues Coco,  espera un poquito que voy a traer tu colita.
Coco no podía creer lo que estaba viendo: la mariposa  fue a buscar la colita del señor Coco,  y haciendo un vientecito mágico con sus alas logró poner la colita en el cuerpo del cocodrilo y después dió  muchos,  muchos besitos con su pequeña boca y la colita se pegó.
Coco estaba muy feliz y la mariposilla de Cristal también.
Así que… la mariposilla se posó en el lomo del cocodrilo y cruzaron el río juntitos.
Coco le dio las gracias a su amiguita la mariposa y Coco le dijo que nunca olvidaría lo buena que había sido,   Coco le dio un besito y le dijo: "Gracias, muchas gracias", y  moviendo su colita hacia los lados y hacia arriba, se despidió con  un "HASTA PRONTO", muy, muy feliz.

Y, colorín colorado, este cuento se ha acabado.
Carende


En línea

Carende
Páginas: [1]
  Imprimir  
 
Ir a: